miércoles

Temper solicita preconcurso para evitar la suspensión de pagos

Temper, una de las principales empresas asturianas de fabricación y venta de material, equipos y soluciones eléctricas ha solicitado preconcurso de acreedores para cuatro de sus principales sociedades. Según fuentes de la compañía familiar, la medida supone acogerse al artículo 51 bis de la Ley Concursal y afecta a Grupo Temper, Temper SA, Crady Eléctrica y Temper Plataforma Internacional (TPI), que en conjunto dan empleo a 250 trabajadores.

El preconcurso fue solicitado por los gestores la semana pasada como medida para evitar la suspensión de pagos y negociar durante los próximos tres meses un acuerdo con los bancos acreedores para renegociar la deuda del grupo.

El preconcurso es una opción que permite a las empresas insolventes refinanciar sus deudas cumpliendo varios requisitos: lograr un acuerdo del 60 % del pasivo; que un experto independiente nombrado por el Registro Mercantil informe favorablemente el acuerdo; y el acuerdo del 75 % del pasivo de las entidades financieras para que sea homologable judicialmente.

Fuentes sindicales consultadas señalaron ayer que ya han iniciado negociaciones con los responsables de las diferentes compañías para buscar la mejor solución para los trabajadores. Es el caso de Crady Eléctrica, con sede en Gijón, con 150 trabajadores y que en abril de 2011 había pactado un expediente de regulación de empleo -el segundo en los dos últimos años-.

La caída de la demanda de productos eléctricos por la crisis, la supresión de líneas de crédito, los impagos y la exigencia de los proveedores de pagos en metálico son algunos de las causas que han llevado a Temper y a sus empresas a presentar ante el juzgado el preconcurso.

Temper, presidida por Adriano Mones de Fé fue creada en 1978 por un grupo de emprendedores entre los que se encontraban el propio Mones de Fé, Luis y Jesús González Revert e Isidoro Pereda Díez. En los últimos años y de la mano de Adriano Mones Bayo, el consejero delegado, ha apostado por la entrada en nuevos negocios como el coche eléctrico con la firma de acuerdos con otras compañías como GAM y HC Energía. Temper fabrica los cargadores para los vehículos.

Fuente: El comercio

No hay comentarios:

Publicar un comentario