jueves

El GPS que pilla a los ladrones de cobre


El elevado precio del cobre en el mercado internacional ha incrementado exponencialmente los robos de este codiciado material. La mayoría de ocasiones este delito tiene lugar cuando la instalación eléctrica está apagada, los delincuentes cortan la línea de luz y no hay personal de seguridad vigilando la zona. Se trata de una operación que afecta económicamente a las empresas que sufren estos ataques porque son ellas mismas las que deben hacer frente a su reposición.

Iñaki Mújica, portavoz de la empresa

La empresa vasca Galea Electric ha dado un paso adelante para solucionar esta problemática con el desarrollo de un sistema que monitoriza las líneas eléctricas en ‘tiempo real’ para detectar cualquier tipo de anomalía en su funcionamiento. WireWatch está orientado a avisar cualquier tipo de robo de cobre, un material cada vez más demandado por su alto valor comercial. "Es un problema acuciante que no sólo supone sólo el daño material del robo, también implica problemas de seguridad al carecer de alumbrado público y favorecer así posibles ataques de delincuentes a personas o bienes", indica Germán Hormaza autor del sistema.

En la práctica el sistema funciona a través de un dispositivo de comunicación que conecta al centro de mando con otros equipos colocados en línea. "Permite una evaluación del estado real del tendido y es un sistema adaptable a cualquier tipo de instalación".

Para su correcto funcionamiento hace falta una tarjeta ‘inteligente’ que se activa ante cualquier situación de siniestro ocurrido en la instalación al puesto central y «avisa» sobre el tipo de fallo registrado por este sistema en un periodo inferior a 90 segundos. "El cliente dispone de una a alarma que le llega por diferentes receptores; puede recibir 8 mensajes SMS en su móvil y correo electrónico en tan sólo 60 segundos".

"Una de sus ventajas más relevantes es que solicitamos al cliente que nos de acceso a sus líneas más calientes y con ello podemos demostrar que el sistema funciona perfectamente".

No en vano, desde la puesta en marcha de este servicio de alarmas hace un año los clientes que han hecho uso del sistema pionero apenas han registrado intentos delictivos en sus instalaciones.

"Es un aparato muy robusto y funciona de manera muy similar a un GPS porque arroja luz real sobre el mapa de tendidos eléctricos existentes".

Entre los principales beneficios que aporta WireWatch figura la posibilidad de evitar la falta de alumbrado eléctrico ante la carencia del cobre, lo que contribuye a aumentar la seguridad ciudadana. "El sistema permite a la Policía saber cuando y donde se ha realizado el ataque o intento de sustracción de material con una gran precisión".

A esta ventaja une su beneficio medioambiental al evitar que se deba extraer más cobre de las instalaciones mineras para compensar la falta de este material después de un robo. "Es una labor que genera muchos residuos al ser recogido, pero este sistema ayuda a reducir estas operaciones al alargar la vida útil del cobre", concluye el responsable.

Fuente: El Mundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario